“LOS FONDOS EUROPEOS NO HAN LLEGADO A LAS PYMES Y AUTONOMOS COMO SE ESPERABA”

LOS FONDOS EUROPEOS ESTÁN SIENDO UN VERDADERO DOLOR DE CABEZA PARA EL GOBIERNO, PESE A QUE EL EJECUTIVO SE EMPEÑA EN DECIR QUE ESTÁN COGIENDO VELOCIDAD DE CRUCERO.

Lo cierto es que el dinero sigue sin llegar al tejido productivo español, a pesar de que las convocatorias se han acelerado en los últimos tres meses. En este sentido hay un gran número de empresas españolas que ya se plantean el hecho de no solicitarlos.

Casi la totalidad de las empresas españolas son pymes con 1,3 millones de compañías con salariados y otros 1,9 millones de autónomos. En España solo hay 5.017 grandes empresas.

union europea

Esta situación de desconfianza en los fondos Next Generation se ha acrecentado en los últimos meses en particular entre las pequeñas y medianas empresas (pymes), un sector que estaba llamado a ser protagonista de la recepción de estos recursos. Muchas de ellas coinciden en señalar que buena parte de la desafección por estas ayudas se ha producido por la propia gestión que ha hecho el Gobierno, retrasando convocatorias y manteniendo gran incertidumbre respecto de la manera en que se están movilizando.

entre ellos apuntan a la excesiva carga burocrática, a las dificultades para comprender los requisitos de participación, a la lentitud en la entrega de las ayudas, al desconocimiento sobre la manera en la que funcionan, a su escasa difusión, a la sensación de que solo están diseñadas para las grandes empresas y a la proliferación de convocatorias exprés que muchas veces no se conocen públicamente. Y por último a la falta de agilidad en su ejecución.

Es especialmente importante que la carga burocrática sea mínima y los plazos para la presentación de proyectos a las convocatorias sean razonables y realistas. En algunos casos, los plazos concedidos apenas llegan a 10 días y se ha dado la circunstancia de que ese plazo se ha abierto en pleno agosto

España es un país diverso y articulado en autonomías, que gestionan el 50% de los fondos. Desde el punto de vista administrativo y de gestión esto puede suponer un cuello de botella, y además ante las diferentes realidades y necesidades de los diferentes territorios, las autonomías deberían tener un mayor protagonismo para agilizar el despliegue de fondo.

Un factor que está influyendo negativamente en la agilidad del despliegue del Plan es la propia coyuntura económica, ya que en ciertos sectores está haciendo mella la inflación o la insuficiente mano de obra, sin que se tenga en cuenta en el diseño de las licitaciones.

Según datos de la CEOE de los 19.000 millones que España recibió en 2021 se aplicaron tan solo 11.000 millones, lo que supone un desfase de 8.000 millones. Esto supone Cuando que a las empresas les ha llegado 1 de cada 4 euros.

Pese a que el ritmo de ejecución ha mejorado en el primer trimestre de 2022 respecto al año pasado, cuando apenas 801 millones llegaron a la economía real, estos fondos están destinándose ahora principalmente al sector público.

Esto es así, por un lado, porque canalizar el dinero en el sector público es más sencillo sólo hay que hacer una transferencia y, por otro, porque el propio diseño de las convocatorias destinadas al sector privado dificulta el acceso a los fondos a las pymes y autónomos.

Por ultimo hay que tener en cuenta la importancia de los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) debido a su naturaleza transformadora y transversal, supone un cambio de paradigma para la economía y el país. Donde sucede lo mismo que con las ayudas mencionadas anteriormente, de ahí que este mismo miércoles 11 de mayo el Ministerio de Industria haya tenido que anunciar una ampliación del plazo hasta el 17 de mayo para que las empresas puedan adherirse al PERTE de automoción, dotado con 2.975 millones de euros.

Según las últimas informaciones parece que el ejecutivo tiene previsto presentar una ADENDA DEL PLAN DE RECUPERACIÓN, lo que significa en la práctica presentar otro plan adicional con nuevas reformas y compromisos para poder acceder a los préstamos que la Unión Europea ha puesto a disposición del país por valor de 70.000 millones de euros.

pertes

Veremos en este caso si no se vuelven a producir los mismos errores que acabamos de plantear para garantizar que ese dinero llegue de manera real a las pymes y autónomos.

Comparte el artículo

Facebook
Twitter
LinkedIn