UNA DIFÍCIL DICOTOMÍA

SALVAR LA SALUD Y FACILITAR LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA

A unos días del final del periodo estival, y el progresivo deterioro de la situación epidemiológica con el incremento de los rebrotes por toda España, se presenta una difícil situación para el desarrollo de la actividad en nuestro sector, lleno de interrogantes sobre el camino a seguir para su recuperación que sin duda será lenta.

Regular las válvulas escogiendo entre salvar vidas o proteger medios de vida, está siendo un gran interrogante para todos los gobiernos, que se ven hoy enfrentados al desafío de cómo mantener este equilibrio inestable.

El COVID-19 ha provocado en todos los países un complejo desafío. Por un lado, controlar la expansión del contagio de la pandemia manteniéndolo en niveles razonables y compatibles con las capacidades de los sistemas de salud y por el otro poder lograr que los efectos económicos producto de la caída del nivel de actividad puedan ser amortiguados. La manera en que se responda a esto definirá la magnitud del próximo desafío, “LA RECUPERACION SOCIAL Y ECONOMICA”.

Por una parte, son necesarias las acciones para salvar vidas, vemos que los países han aplicado una serie de intervenciones contra COVID-19 para reducir la morbilidad y la mortalidad, con el fin principal de evitar que la capacidad sanitaria se vea afectada por una alta demanda de pacientes y por otro lado seria sería una irresponsabilidad adoptar políticas contractivas que limitaran la recuperación económica. El objetivo debe ser asegurar la calidad del crecimiento a medio plazo.

Las ferias, los congresos, los espectáculos, conciertos en definitiva los eventos son un catalizador comercial y socioeconómico, y una fuente de vínculos sociales. Sin embargo, ahora que todas las empresas del sector están preparadas para acoger eventos al tiempo que garantizan la salud y la seguridad de todos, las persistentes medidas de cierre de la actividad están poniendo en peligro a todo nuestro sector.

Las empresas proveedoras del sector de los eventos están forjando un nuevo camino para salir fortalecidos de esta crisis, aplicando los protocolos de seguridad necesarios frente al covid-19, han conseguido reinventarse aplicando la innovación para poder desarrollar los llamados eventos híbridos, siendo también capaces de dar solucione en los momentos más duros de la pandemia con la instalación de hospitales. Pero el camino hacia la recuperación económica no pueden hacerlo solas.

A pesar de las medidas económicas tomadas por el ejecutivo español, con la implantación de lo ertes, las líneas ICO, etc. Estas no están siendo suficientes para el mantenimiento del tejido empresarial del sector y garantizar su supervivencia en los próximos meses y seria por tanto imprescindible extenderlas en el tiempo para garantizar su estabilidad.

No dejando de lado la necesidad imperiosa de salvar la salud, sería muy deseable que con la incertidumbre todavía existente acerca del control del virus se invirtieran los medios necesarios para garantizar la proteccióny la seguridad sanitaria. Aumentando la capacidad de rastreó y por tanto de anticipación frente a los contagios.

Necesitamos de una colaboración efectiva entre el gobierno central y los autonómicos más coordinación y respuestas rápidas. Pero no podemos olvidar la gran responsabilidad de toda la sociedad en el cumplimiento de la normativa sanitaria con la confianza de que, compartiendo el objetivo de proteger la salud de los ciudadanos y la actividad económica, podamos seguir avanzando en la definitiva superación de esta crisis sanitaria y económica.

Se reconoce entonces la realidad evidente de que toda decisión en la vida posee costos de oportunidad y elegir implica siempre lidiar con disyuntivas.

La amenaza del COVID-19 para la salud, el bienestar social y la economía se resolverá por completo solo cuando suficientes personas sean inmunes a la enfermedad o se haya desarrollado una vacuna.

Hasta entonces, tendremos que AFRONTAR EL DESAFIO PARA SABER MANTENER EL DIFICL EQUILIBRIO ENTE SALVAR LA SALUD Y SALVAR LA ECONOMIA.

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn