LA ASOCIACIÓN DE PROMOTORES MUSICALES (APM) PRESENTA SU ESTUDIO DEL ANUARIO DE LA MÚSICA EN VIVO 2020

LA MÚSICA EN DIRECTO EN ESPAÑA PIERDE UN 63% DE SUS INGRESOS POR VENTA DE ENTRADAS EN 2020

El pasado 21 de abril, la Asociación de Promotores Musicales, presento en rueda de prensa en la sala Barts de Barcelona los datos de facturación de la música en vivo de 2020.

El sector de la música en directo en España se encuentra económicamente como hace 15 años. Ha regresado a 2005. Este es el dato dramático que deja un año de crisis sanitaria por la covid-19.Estas son las conclusiones del estudio del Anuario de la Música en Vivo, publicado por la Asociación de Promotores Musicales (APM) y que recoge los números de la música en directo en 2020, el año del coronavirus. Se trata de poner cifras a lo que todo el sector intuía en una temporada que el informe califica de “debacle insólita”, “Es un año dramático, demoledor”, repitió en la rueda de prensa telemática Albert Salmerón, presidente de la APM, la principal asociación de la industria de la música en directo en España, cuyos socios representan al 80% de los promotores privados del país.

La música en directo en España recaudó por venta de entradas 138 millones de euros el año pasado, por los 382 de 2019, lo que supone un descenso de un 63,78%. Se celebraron 11.851 conciertos, un 87% menos que en 2019, con 91.106. “Estos números son demoledores si se comparan con los del 2019, un año en que las empresas de la música en directo tuvieron buenos datos”, señaló Salmerón.

La temporada no ha sido peor por los excelentes datos de los primeros meses del año, cuando todavía no se había declarado el estado de alarma y la consiguiente prohibición de los espectáculos. “Han salvado, en cierta manera, los datos del sector en el año del coronavirus, una industria que se encontraba en progresión en el momento de la llegada de la pandemia”, subraya la industria.

2020 arrancó como nunca: enero y febrero fueron dos meses récord de facturación, y en marzo se lograron los mismos números que en marzo de 2019, pese a haber tenido solo dos semanas de actividad. A esta tendencia al alza es a la que se agarran los diferentes profesionales del sector. Se sospecha que cuando se tenga controlada definitivamente la pandemia se vivirá una euforia por la música en directo que permita una recuperación en tiempo récord. El problema está en que algunos de los profesionales, la mayoría con muchos años de experiencia, que se han descolgado en los meses de la pandemia nunca volverán al sector, ya que se han visto empujados a optar por otras ocupaciones menos afectadas por las restricciones. Los recitales, con miles de personas compartiendo la experiencia del directo, seguramente serán los últimos en salir de la crisis.

El informe realiza una comparativa entre los últimos años. Había una línea ascendente desde 2016. En 2017 y 2018, la recaudación había aumentado 20 y 24 puntos porcentuales, respectivamente. En 2019, 15 puntos. Se esperaba una pequeña desaceleración en 2020, pero los expertos la corrigieron al comprobar los espectaculares datos de las semanas iniciales de 2020. Luego llegó la pandemia y todo se derrumbó.

Respecto a 2021, Toni Ramoneda, vicepresidente de la APM, anunció que el objetivo es “sobrevivir”. Ramoneda realizó un llamamiento a las administraciones públicas: “El sector de la música debe tener una voz antes de que se tomen medidas. La administración pública tiene que contar con nosotros para regular la vuelta a la normalidad. No solo debemos ser una voz, se debe consensuar con nosotros”. Salmerón añadió: “No va a ser un año bueno. Estamos con limitaciones de aforo, cambios de última hora, cancelaciones… El horizonte es complejo, pero quizá veamos una luz tal y como están mejorando los datos de la pandemia y sobre todo la aceleración de la vacunación. Por lo menos esperamos que 2021 sea mejor que 2020″.

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn