VACUNAS: EL CAMINO SEGURO HACIA LA INMUNIDAD DE GRUPO

CERCA DE CUATRO MILLONES DE PERSONAS HAN RECIBIDO LA PAUTA COMPLETA EN NUESTRO PAÍS

La editorial de este mes queremos dedicarla a la vacuna, la única salida viable de la pandemia que sufrimos. Por eso queríamos trasladar los datos actuales de nuestro país, así como un mensaje esperanzador que tanto necesitamos para la recuperación económica. Una vez más la ciencia es nuestro único aliado.

Recordemos que las vacunas contribuyen a la prevención de múltiples enfermedades infecciosas. Algunas de las más eficaces han conseguido resultados históricos para la humanidad: la viruela es la única enfermedad infecciosa humana erradicada por completo, gracias a la vacunación, mientras que la vacuna contra la poliomielitis ha evitado la parálisis a millones de personas y es una enfermedad en fase de erradicación.

La vacunación es un acto de autoprotección y de solidaridad al mismo tiempo: quien se vacuna genera autodefensas frente a la enfermedad y, además, contribuye a generar inmunidad de grupo. Cuando se alcanza la inmunidad de grupo, esta protege a toda la colectividad de nuevos contagios. Por suerte, para lograr la inmunidad de grupo no hace falta que toda la sociedad se vacune sin excepción, aunque es necesario que una mayoría importante sí lo haga.

Es cierto que las personas que se vacunan se exponen al riesgo de padecer ciertos efectos adversos para protegerse de una enfermedad de la que no se sabe si la padecerían en el caso en que no se vacunasen, pero que si se sufre puede entrañar riesgos mucho peores, para ellas o para sus allegados. Pero en el caso de las vacunas frente a la covid-19, los beneficios para las personas y para la sociedad de la vacunación son muy superiores a sus riesgos.

La carrera hacia la vacunación completa contra el coronavirus sigue desarrollándose en el mundo, con Israel a la cabeza como país con el mayor porcentaje de población totalmente vacunada (57,9%). En Europa destacan el Reino Unido (17,8%) y Serbia (19,2%).

En el continente americano destaca Chile, con el 32,2% de sus habitantes totalmente vacunados, mientras que, en Estados Unidos, el país del mundo con mayor número de contagios totales, el 27,8% de los habitantes se han vacunado completamente.

En otros países de América del Sur los porcentajes varían y van desde el 13,8% de personas totalmente vacunadas en Uruguay, hasta el 5,2% en Brasil o el 1,9% en Argentina.

En el caso de nuestro país, Las comunidades ya han administrado más de 14 millones de dosis de las vacunas de Pfizer, Moderna, AstraZeneca/Oxford y Janssen contra la COVID-19. Ya hay más de 3,9 millones de personas -un 8,3 % de la población- que han recibido la pauta completa. Y 10,8 millones de personas -un 22,8 % de la población- tienen al menos una dosis.

El objetivo reiterado por el Gobierno es alcanzar el 70 % de la población española inmunizada a final del verano. España registró el primer millón de inmunizados gracias a la vacuna el 12 de febrero, un mes y medio después de que el 27 de diciembre comenzaran las vacunaciones de forma simbólica en la mayor parte de la Unión Europea. El segundo millón de personas con la pauta completa se alcanzó el 22 de marzo y en menos de un mes, el 8 de abril, se consiguió el tercer millón de inmunizados. Ya hay más población inmunizada que contagiada, un hito que el Gobierno pretendía cumplir la semana del 12 de abril.

Según la última actualización del Ministerio de Sanidad, se han repartido más de 15 millones de dosis entre las comunidades autónomas. En ellas se incluyen 85.600 dosis entregadas a las Fuerzas Armadas y se añaden 7.800 para Andorra.

Por razones de respeto hacia las personas, sería preferible que la vacunación fuese una decisión individual. Sin embargo, en condiciones como las actuales de pandemia, la vacunación no es exclusivamente un asunto personal, porque va a contribuir decisivamente al control de la pandemia y, con ello, a mejorar ostensiblemente la salud de la población, a promover el bien común, del que la sociedad y los individuos que la componen se beneficiarán.

En España, aunque las vacunas no son obligatorias, hay una conciencia generalizada de que son beneficiosas para las personas que se las ponen y para toda la sociedad. Según las últimas encuestas, la intención de vacunarse ha subido al doble desde los primeros momentos en que estuvieron disponibles y hoy la aceptación supera el 80 %.

Según las últimas declaraciones de la Ministra de Industria y turismo, Reyes maroto “ Los españoles pueden ir planificando ya sus vacaciones para el próximo verano, además, prevé que en esta temporada estival las cifras de turistas quedarán en torno al 50% de las registradas en el mismo periodo de 2019 o incluso algo mejor. “También ha confirmado” que los viajes del Imserso empezarán a comercializarse en septiembre y podrán realizarse a partir de octubre, con la seguridad que da que el colectivo al que se dirigen estará totalmente vacunado para entonces.”

Respecto” del pasaporte digital para viajar, ha reiterado el compromiso del Gobierno de que esté activo a mediados de junio, pero la Unión Europea sigue trabajando para que este documento sea común y permita la movilidad en todo el territorio Schengen.”

Con esta información sobre la mesa y los últimos datos de la campaña de vacunación desde nuestra organización que representa a uno de los sectores más afectados, la industria de los eventos y espectáculos consideramos que hay una necesidad urgente de trabajar en asuntos clave para la recuperación del sector al que representamos como:

  • el certificado verde digital de la UE que será una herramienta clave en este proceso de vuelta a la movilidad es necesario que se articule de forma consensuada a nivel europeo, para contar con un criterio unificado que permita que puedan viajar las personas vacunadas o testadas, evitando las cuarentenas

  • el proceso de vacunación, es necesario agilizar y reforzar este proceso para recuperar la confianza en los viajes.

  • la ampliación de los ERTE y de los plazos de las carencias hipotecarias.

El sector está preparado para comenzar a operar a pleno rendimiento en el momento en que las condiciones sanitarias lo permitan. Elaboramos e implementamos unos protocolos de actuación específicos para el sector que han demostrado sobradamente su funcionamiento y eficacia, pero tenemos que pensar, sobre todo, en el presente y el futuro a corto plazo con el fin de iniciar la actividad lo antes posible.

AVANZAR TODOS JUNTOS

Las autoridades sanitarias y los medios de comunicación deben colaborar para proporcionar y transmitir los argumentos necesarios para la toma de decisiones libre e informada de las personas y poder avanzar en la gestión de la pandemia con la implicación de la sociedad.

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn